colombia

Precandidata Liliana Rendón denuncia el uso de marihuana en niños para evitar el hambre en Medellín

Liliana Rendon

Precandidata Liliana Rendón : denuncia drogación de niños con marihuana en Medellín, Colombia

La precandidata Liliana Rendón ha descubierto que los niños están siendo drogados con marihuana para que puedan dormir más y evitar que sientan hambre.

Rendón ha hecho esta denuncia en el programa ‘Nos cogió la noche’ de Cosmovisión.

La precandidata ha explicado que ha recorrido la Comuna 1 de Medellín y ha observado de primera mano la realidad que viven los niños en la ciudad.

Liliana Rendon

Según la precandidata Liliana Rendón, los menores solo reciben una comida al día, lo que ha llevado a las madres a dejar a sus hijos bajo el cuidado de otros menores.

La política relató que vio a una niña de 11 años embarazada de tres meses, lo que la ha dejado impactada.

Después de hacer estas observaciones, Liliana Rendón ha preguntado a la comunidad por qué los niños duermen tanto

ha sido entonces cuando ha recibido la respuesta que ha dejado en shock a la política y a la sociedad en general.

Según le explicó un hombre del sector, “aquí es más barata la marihuana que los huevos”, y que los niños son drogados para que no molesten y coman.

Liliana Rendón ha agregado que las madres no tienen otra opción que drogar a sus hijos para que puedan trabajar, lo que es una situación muy grave.

La precandidata Liliana Rendón  ha dicho que esto es algo que la ciudad de Medellín tiene que abordar con urgencia y que se necesita un plan para dividir la ciudad en sectores y así poder ayudar a los más necesitados.

Además de la situación con las drogas, Rendón ha alertado sobre la falta de tratamiento de basuras en el sector

Lo que ha dejado a los niños jugando con la basura, exponiéndolos a enfermedades y condiciones peligrosas.

En otro evento preocupante en Medellín

el alcalde Daniel Quintero Calle ha denunciado que dos menores de edad están en un estado crítico de desnutrición crónica.

Estos niños son miembros de la comunidad indígena que asaltó las instalaciones de la administración el miércoles pasado.

liliana rendon

Después de un forcejeo con las familias, las autoridades pudieron internar a los menores en centros hospitalarios.

La comunidad indígena desplazada por el conflicto en el departamento de Chocó tiene 781 habitantes haciendo reclamos, incluyendo a 350 niños, mujeres embarazadas y lactantes.

Durante una brigada de salud, se identificaron varios factores de riesgo en el proceso de alimentación, especialmente en la población más vulnerable.

Sin embargo, la situación más crítica se presentó con estos dos menores de edad, que ya tenían antecedentes de desnutrición.

El alcalde Quintero Calle ha revelado que los indígenas se enojaron cuando se les planteó la posibilidad de una atención hospitalaria para los dos pacientes.