Córdoba

Denuncian corrupción en la Caja de Compensación de Córdoba

La Caja de Compensación Familiar de Córdoba (Comfacor), empresa insignia del departamento, con 60 años de existencia, hoy está en el ocaso.

Presuntos actos de corrupción y un pésimo manejo administrativo, la tendrían en una grave situación financiera, denuncia la Comisión de Seguimiento a la intervención de la entidad, integrada por los empresarios Luis Cantillo Bustillo, Samuel Polo Rangel y Freddy Saah Arroyo.

“Los actos irregulares se han puesto en conocimiento de los organismos de control, al gobierno local, departamental, nacional y dirigentes políticos, pero desafortunadamente ninguno de ellos ha tenido una acción o pronunciamiento para evitar esta tragedia social y económica”, dijo Freddy Saah Arroyo, vocero de la Comisión de Seguimiento.

Pensábamos que la intervención del Gobierno nacional por intermedio de la Superintendencia del Subsidio Familiar (Supersubsidio) todo cambiaria para bien, pero fue todo lo contrario, las cifras y los manejos administrativos demuestran lo contrario”, agregó la fuente.

Caracol Radio conoció documentos en los que se pone de presente que, cuando realizaron la intervención en marzo de 2017, los pasivos de Comfacor se encontraban en $354 mil millones, los que en este 2020 se incrementaron en $564 mil millones, y a los que se sumarían los $914 mil millones en facturas radicadas por prestadores de servicios por el programa de salud en liquidación.

Otra irregularidad sería la no aprobación de los estados financieros de los años 2017, 2018 y 2019 por múltiples inconsistencias y confiablidad de la información.

Señala el Comité de Seguimiento que el director administrativo de Comfacor y agente interventor actual, Jorge Orlando Bernal, “tomó dineros del 4% de parafiscales que son para invertirlos en los diferentes servicios sociales de la caja y los utilizó para realizar pagos administrativos del proceso de liquidación del programa de salud por un valor de $1.417 millones de pesos”.

Conforme a la denuncia, este acto en contra de la ley fue evidenciado y ratificado en la asamblea ordinaria de 2020, por lo que fue denunciado ante los entes de control, ya que los dineros tomados son de destinación específica como lo estipula la constitución y la jurisprudencia.

OTRAS PRESUNTAS IRREGULARIDADES

En medio de la pandemia, la administración actual estaría realizando contrataciones muy cuestionables como por ejemplo el contrato para el programa de jornada escolar complementaria a estudiantes de escuelas públicas, el cual se debió ejecutar desde principio de año y que, según la denuncia del Comité de Seguimiento, lo quieren hacer en solo en 3 meses con un presupuesto superior a los 5.000 mil millones de pesos y de forma virtual, donde muchos estudiantes no tienen acceso a internet.

Por otro lado, el empresario Freddy Saah Arroyo denunció que “han nombrado empleados de confianza con sueldos altísimos para que a cambio hagan ocultamiento a los delitos que se estarían cometiendo al interior de la Caja de Compensación”.

ORDEN DE ARRESTO

Por no responder derechos de petición, el Juzgado Segundo Civil Municipal de Montería ordenó cinco días de arresto en contra del director administrativo de la Caja, Jorge Orlando Bernal.

El funcionario desacató un fallo de tutela ante una petición del empresario Freddy Saah Arroyo, quien desde el pasado mes de septiembre solicitaba información para conocer cómo avanza el proceso de intervención.

“El ocultamiento de la información levanta muchas sospechas, ya que en varias ocasiones nos han manifestado que no tenemos derecho a esa información porque viola la intimidad de la Caja, lo cual fue desvirtuado por un juez, que declaró en desacato al director administrativo de Comfacor”, indicó Saah Arroyo.

Lo que sí tienen claro tanto Saah Arroyo como Samuel Polo y Luis Cantillo Bustillo, es que el proceso de intervención de Comfacor ha sido nefasto, incluso, afirman que “la cura ha salido peor que la enfermedad”.

Compartir en




La entrada Denuncian corrupción en la Caja de Compensación de Córdoba se publicó primero en Río Noticias.