Deportes

Por no pagar las cuotas de alimentación de su hija, Roger Martínez se perdería la Copa América

Un complicado
panorama tiene el delantero Roger Martínez, quien actualmente milita en
el América de México y fue convocado por el entrenador Carlos Queiroz para la
Copa América que se disputará en Brasil, pues se le impidió la salida del país
por parte del juzgado segundo de familia de Cartagena, hasta que se ponga al
día con la obligación del pago de los estudios de su hija.

De acuerdo a las informaciones del caso judicial, una juez
le fijó al futbolista un pago provisional de cuatro millones de pesos, de los
cuales tenía que destinar dos millones en efectivo para la manutención de la
niña y dos más en una fiducia para
los estudios posteriores de la menor.

Según la expareja de Roger, Jenifer Villalba Larios, quien vivió con el artillero en China cuando
este jugaba el país asiático, el cartagenero no ha cumplido con el pago de la
fiducia para los estudios posteriores de la menor de 15 meses.

“Yo me tuve que regresar a Colombia porque tenía un embarazo
de alto riesgo y quería que me vieran médicos colombianos. Al ver su desinterés
tuve que demandarlo para que reconociera a su hija, a pesar de tener la
certeza. La juez en la sentencia
le fijó alimentos provisionales de 4 millones de pesos, de los cuales
tenía que fijar 2 en efectivo y dos en fiducia para garantizar los estudios de
la niña, pero no ha hecho nada”, explicó Villalba.

Teniendo en cuenta lo anterior, el juzgado de familia en
Cartagena notificó a Migración
Colombia sobre el proceso que se le adelanta a Martínez para que no
pueda salir del país hasta tanto responda.

Además, en
entrevista con el programa radial ‘Mañanas Blu’, la expareja del deportista aclaró
que Roger no ha generado el pago de la fiducia para asegurar los estudios de la
niña y que la fiducia no es para
la cuota alimentaria de la menor, sino para asegurar los estudios posteriores.

En ese sentido, la mujer reconoció que Martínez le está
girando dos millones de pesos mensualmente para la manutención de su hija, pero
no ha cumplido su deber con la consignación de la fiducia para los estudios de la menor.

Fuente