Noticias

CVS continuará siendo garante de la conservación del caimán aguja

Este jueves 24 de enero, la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, a través de un comunicado de prensa se pronunció sobre la polémica nacional por levantamiento de veda de la especie caimán de aguja donde manifestó que ha trabajado arduamente por la conservación de dicho reptil.

“La CVS como Autoridad Ambiental del departamento de Córdoba, ha propiciado desde hace más de 20 años la conservación de las especies focales de su jurisdicción. En el Distrito de Manejo Integrado de la Bahía de Cispatá, se logró exitosamente con la participación de las comunidades locales, establecer un programa de conservación de la especie Caimán Aguja (Crocodylus acutus), el cual se ha convertido en un referente nacional e internacional con reconocimientos como los premios “Gloria Valencia de Castaño” y “Premio Ambiental Caracol a la Conservación al Medio Ambiente – Fauna silvestre amenazada de extinción”, dice el escrito del ente.

Agregando que, ha realizado importantes inversiones a lo largo del tiempo con el propósito de cristalizar la conservación de esta especie en el ecosistema estuarino, con un monto cercano a los 1500 millones de pesos representados en recurso humano, técnico, científico y financiero.

No obstante, aseguran que son conscientes de la importancia de continuar afianzando el conocimiento y estado de la población de (Crocodylus acutus) en la Bahía de Cispatá, se encuentran gestionando desde el año 2017 ante el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el proyecto “Apoyo a la caracterización poblacional y prospecto empresarial para el uso sostenible del Caimán Aguja (Crocodylus acutus) en el departamento de Córdoba”.

Gracias a su liderazgo en esta labor por mantener la especie, se les permitió con el apoyo del MADS, Ministerio de Relaciones Exteriores, CITES y demás instituciones integrantes del Sistema Nacional Ambiental – SINA que Colombia logrará la transferencia del apéndice I a II de CITES, aprobada en la COP XVII en Sudáfrica.

La expedición de la Resolución No 2298 de 06 de diciembre del MADS “por medio de la cual se levanta parcialmente la veda establecida en la Resolución 573 de 1969 del INDERENA para la especie Caimán Aguja o Caretabla (Crocodylus acutus) del Distrito de Manejo Integrado de los Manglares de la Bahía de Cispatá, Tinajones, La Balsa y Sectores Aledaños, departamento de Córdoba”. Significa el reconocimiento del MADS y la Comunidad Internacional representada en CITES, sobre el exitoso programa de conservación comunitario desarrollado y financiado por la CVS a lo largo de dos décadas.

Siendo así, la CVS, reitera a Córdoba, al país y a la Comunidad Internacional que continuará siendo el garante de la conservación de Caimán Aguja en el DMI de la Bahía de Cispatá, asegurando que esta especie será protegida en todos y cada uno de los procedimientos establecidos en la Resolución 2298 de 06 de diciembre de 2018.

Así las cosas, es importante resaltar que la Convención CITES aprobó en el año 2016 la implementación de un modelo de “Rancheo”, en el cual una parte del ciclo de vida de la especie se desarrolla en el medio natural y otra en condiciones controladas para un aprovechamiento sostenible mientras se garantiza su conservación. Estas Comunidades que durante décadas fueron cazadores del Caimán Aguja, hoy gracias a la implementación de la estrategia de legalidad, emprendimiento comunitario ecoturístico y al acompañamiento y control permanente de la Corporación se convirtieron en los conservacionistas más reconocidos del país.

La resolución precitada del MADS, permite exclusivamente a grupos de comunidades locales que estén aprobados conforme a los requerimientos establecidos en el Plan de Manejo Integral del DMI de Cispatá vigente y no se autorizará a particulares ni a ninguna otra entidad a realizar esta operación.

En este sentido, previamente se elaborará por parte de esta Corporación con la participación de las Comunidades el “Plan de Manejo Ambiental Específico para la especie”, el cual debe contener la gestión, manejo, conservación y aprovechamiento sostenible de la especie en el DMI Cispatá.

Dicho instrumento, debe ser aprobado por el MADS y posteriormente adoptado por el Consejo Directivo de la CAR-CVS,  que sin los requisitos no se podrá implementar ningún tipo de aprovechamiento.

Finalmente, la CVS reiteró una vez más, que todos los instrumentos, programas y procedimientos relacionados en la Resolución 2298 de 2018 que corresponden a la entidad, se realizarán con el máximo rigor técnico y científico que permite a esta Corporación ser referente a nivel nacional e internacional en la conservación de especies focales bajo nuestra política rectora de una Córdoba Hídrica y Biodiversa.

Fuente