Noticias

Los contratistas, mejor conocidos como ‘los pechugones’  quieren apropiarse del PAE en Córdoba

Tal parece que, los cuestionados Julio Castellanos y José Olivos, quienes estarían involucrados en escándalos de corrupción, llegarán a Córdoba para apropiarse del Programa de Alimentación Escolar, (PAE) perturbando el proceso de licitación, tras presuntamente aliarse con personajes de la administración departamental.

A partir de las 8:00 A.M. de este viernes 11 de enero iniciará el proceso licitatorio 018 de 2018 – Programa de Alimentación Escolar (PAE) 2019 en Córdoba, donde participaran Olivos y Castellanos, mejor conocidos como ‘los pechugones’ amigos y socios personales del hoy capturado David Camacho Benítez, el ‘zar’ de las contrataciones de los alimentos, acusado de incurrir en irregularidades en la ejecución del PAE en Cartagena.

Como es de recordar, David Camacho Benítez manejó un entramado de empresas con las cuales contrató más de 205.000 millones de pesos en suministro y distribución de raciones escolares, que le compranban alcaldías, departamentos, el ICBF, el Ministerio de Educación y hasta la Secretaría de Educación de Bogotá.

En tal sentido, la Contraloría General señaló a su empresa, Cooperativa de Servicios Generales La Heroica Ltda. (Coosheroica), de facturar y venderle a Cartagena el kilo de pechuga a 40.000 pesos, cuadruplicando su precio.

Otra irregularidad que fue documentada por la Contraloría de Bucaramanga, se dio cuando investigaban la unión temporal Alimentar, de la que Coosheroica hacía parte.

Los mensaje de David Camacho Benítez a Julio Castellanos

De acuerdo con el diario El Tiempo, a pesar de que, Camacho limitaba sus apariciones a la firma de los contratos más jugosos, como el que suscribió con la Alcaldía de Magangué, Bolívar, por 1.777 millones de pesos, en 2014, en esa oportunidad, llegó en una lujosa camioneta Toyota Land Cruiser, de 200 millones de pesos, color blanco perla, de placas HVM308.

Curiosamente, según ese mismo medio, el vehículo, modelo 2014, pasó a manos de Julio Hernando Castellano Ricardo en marzo de 2017.

Por otra parte, también trascendieron correos entre Julio Castellanos y empleados de la empresa de las pechugas de 40.000 pesos (Coosheroica).En los mensajes se le adjuntaban contratos, procesos licitatorios en el Meta y cuentas detalladas sobre los negocios de la empresa de las pechugas.

Asimismo, la revista Marca indicó que Julio Castellanos no solo recibía mensajes de personas como David Camacho Benítez, sino también de contratistas y funcionarios de entidades estatales y el BBVA.

Dicho medio explicó que Katia Gutiérrez Mendoza, una abogada de Cooseheroica le daba informes a Castellanos sobre diferentes procesos licitatorios en los cuales participa la cooperativa. En uno de los correos de Gutiérrez Mendoza a Castellanos, la asesora jurídica le adjunta “los contratos celebrados este año por Cooseheroica, uno es de Cartagena y otro de Bucaramanga”.

No obstante, el mensaje que habría llamado más la atención fue: “dineros entregados a socios, relaciones de pagos por 500 millones de pesos y repartición de anticipos”, Según El Tiempo, allí figuraban los nombres de David Camacho, de Julio Castellanos y el de una tercera persona identificada como Iovani Noriega (SIC), de Bucaramanga.

Así las cosas, teniendo en cuenta los presuntos actos de corrupción en los que ‘los pechugones’ estarían implicados, ¿será que la Gobernación de Córdoba, en cabeza de la gobernadora (e) Sandra Devia Ruíz, dejará perturbar el proceso licitatorio para el Programa de Alimentación Escolar 2019?

Finalmente, los cordobeses cansados de los escándalos de corrupción y de ser estigma a nivel nacional, desean que el PAE sea manejado de manera trasparente y que Devia Ruíz tome decisiones correctas acerca de la alimentación que recibirán cientos de niños de escasos recursos del departamento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente