Noticias

¡Qué descaro! En las narices del alcalde Marcos Daniel, reconocido empresario “compró calle y la convirtió en parqueadero”

El temor se apodera de los comerciantes que se encuentran ubicados en la calle 36 entre carreras primera y segunda de la ciudad de Montería, toda vez que, según ellos, sin previo aviso funcionarios de la Alcaldía municipal llegaron hacia las cuatro de la madrugada del pasado martes 13 de diciembre a tumbar los techos y los pisos de madera de los negocios.

Los negocios más afectados fueron los que están ubicados en la acera que está al frente del hotel Sabana del Sinú, donde los comerciantes informales siguen vendiendo sus productos a pesar de que fueron destruidos los pisos y techos de sus kioscos.

“Teníamos techos de zinc con listones de madera, mesas, stands, pero nos tumbaron todo eso a punta de monas, palos y barras largas; y todo para que los carros de los clientes del hotel Sabana del Sinú puedan parquearse en horas de la noche”, denuncian los comerciantes del sector.

Por otra parte, La Lengua Caribe, conoció en exclusiva que al parecer, las directivas de dicho hotel, ofrecieron comprar alrededor de 10 kioskos, los cuales se encontraban ubicados en toda la entrada del edificio, y ahora “ese espacio que compraron lo tienen de parqueadero”.

En los kioscos que habrían sido comprados por el valor de 4 millones de pesos cada uno, vendían accesorios de celulares, zapatos y bolsos.

“A cada uno le dieron la plata, y desocuparon en el tiempo estipulado, se reunían en el hotel con el encargado de la compra de los negocios e hicieron el contrato donde le cedían el derecho al sitio”.

Así mismo los comerciantes del sector señalan que pareciera que el vehículo encargado de operar el servicio de espacio público le hiciera un servicio permanente al hotel en mención.

El día que funcionarios de la Alcaldía llegaron a destruir los techos

“Nos dijeron que no teníamos derecho a construir en predio del Gobierno pero nosotros llevamos años aquí, hay algunas personas que llevamos más de 50 años en este lugar vendiendo mercancía, todos fuimos construyendo poco a poco, y ahora ellos (Alcaldía) vinieron con esa determinación y tumbaron todo, no merecemos este trato”.

Posterior a este hecho, el Alcalde de la ciudad se reunió con los comerciantes del sector y según ellos, el mandatario local les habló de un proyecto de reubicación, no obstante, aseguraron que todo fue verbal puesto que no quedó ningún tipo de documento escrito.

“El Alcalde nos habló de un proyecto de reubicación pero no dejó constancia de nada, tenemos temor que nos vayan a desalojar como lo hicieron con algunos de nuestros compañeros que todavía están a la espera de reubicación”.

En dicha reunión, los vendedores informales le reclamaron al alcalde que “mandara a tumbar los techos y pisos de madera”, no obstante, según ellos, Pineda Garcia negó que había tomado esas acciones.

“Ellos hacen todo al revés, primero nos destruyen las ‘cositas’ que con tanto esfuerzo hemos hecho y después vienen a hablar con nosotros a mostrarnos proyectos pero sin dejar constancia de nada”

“Él alcalde nos dice que nos van a demoler los negocios y van a hacer unas casetas metálicas de aproximadamente 160 de largo por 120 de ancho, pero con este sol de Montería es inhumano, nos vamos a morir del calor, además a muchos le han dicho eso y todavía están esperando porque nunca los reubicaron”.

Por último, los comerciantes calificaron esta medida de injusta ya que tienen mucho tiempo de estar en ese lugar. “Luchamos por mucho tiempo, uno adquirió compromisos económicos deudas, estamos preocupados por esta situación, no queremos que se repita lo de siempre u nos quiten de aquí y se olviden de nosotros”.

Fuente