Noticias

Carta abierta al señor presidente de la República doctor Iván Duque Márquez

Montería 14 de diciembre de 2018

Señor Presidente:

Regresa usted a tierras cordobesas y lo que podamos contarle es que aquí el pesimismo y la incertidumbre aumentan, pues contrario a lo que creíamos, que su gobierno estaría cerca de la gente, interpretando sus anhelos y buscando atender las enormes necesidades que hoy enfrentamos, tristemente observamos cómo se toman decisiones contrarias al interés general, que golpean con severidad nuestra menguada economía y lo peor, resultan de la imposición y de estratagemas engañosos, poco claros y poco serios.

Me hubiera gustado, como diputado cordobés, poder tener una conversación con usted, para contarle con franqueza, cómo luchan y cómo sufren las comunidades que serán impactadas con la reubicación del peaje El Purgatorio, un hecho que de ocurrir empobrecerá aún más a un importante sector de nuestra población, ubicado en la zona rural de Montería en los municipios de Valencia y Tierralta, lugares de donde la violencia, la desolación y el abandono no han querido salir y dónde lo que existe es una deuda social gigantesca, imposible de saldar con actuaciones que las lesionan y golpean mucho más.

En córdoba entendemos el valor estratégico que tienen las autopistas para el crecimiento económico del país, pero lo que nos preocupa es ese concepto generalizado de que sean más pobres los que tengan que asumir los costos de dicha infraestructura vial, lo que es atentatorio contra el desarrollo social de la región.

Es bueno aclararle Presidente, que los puntos de estudio con la ANI y la concesionaria Ruta al Mar, planteados en la última reunión realizada en Montería el pasado martes 11 de diciembre, resultaron del sentir de las comunidades, pero a la fecha, no hay compromisos claros en cuanto definición de presupuestos, tiempos y responsabilidades, por lo que no se entiende, que aún no se habían ido los funcionarios del Ministerio de Transporte, cuando ya estaban reiniciando los trabajos de construcción de la caseta del peaje en el kilómetro 12, eso no es serio, eso es irrespetar a la ciudadanía.

No se nos hace clara la razón por la que nos dicen que el INVIAS asume el mantenimiento del trayecto Kilómetro 15 – Tierralta y no la concesionaria, lo que para nosotros constituye un alto riesgo, pues no olvidemos, por ejemplo, que esta entidad tiene a cargo la vía Santa Lucía – Moñitos y su estado deplorable lo dice todo. Perdone señor Presidente que desconfiemos de su gobierno, pero es que no podemos olvidar su principal promesa de campaña, de que no aumentaría los impuestos y estuvo a punto de imponernos un IVA del 19% a toda la canasta familiar.

Usted mismo reconoció que en Córdoba hay muchos peajes, ¡ocho en total!, de los cuales, en la subregión del San Jorge, en una extensión de menos de 100 kilómetros hay tres, un absurdo completo. Ocho peajes en un departamento empobrecido por la violencia, la desigualdad, la carencia de oportunidades. Aquí necesitamos un gobierno amigo, sensible, que se haga sentir con programas serios, decentes, incluyentes y justos que genere mayores oportunidades y consoliden el bienestar de la población.

Señor presidente Iván Duque: ayude a Córdoba, queremos sentirlo como el Presidente enamorado de esta tierra, que usted en campaña dijo que era, evite un atropello, impida una injusticia, no haga parte usted de quienes intentan ahondar la miseria y sepultar nuestras esperanzas de progreso y de un mejor futuro para nuestros hijos, frene el traslado del peaje El Purgatorio.

Con profundo sentimiento y patriótico.

Orlando David Benítez Mora

Fuente