Deportes

Los penaltis, el pecado con el que Junior botó la Copa Sudamericana

Una vez más quedó demostrado que el dolor de cabeza de Junior de Barranquilla es la definición desde el punto blanco del área. Por esa vía, la noche de este miércoles 12 de diciembre perdió la final de Copa Sudamericana, contra Atlético Paranaense.

Al conjunto ‘rojiblanco’ le pasó factura el fallar dos cobros en los partidos finales, uno en Barranquilla (Rafa Pérez) y otro en Curitiba (Jarlan Barrera), pero para colmo de males, perdió en la definición por penaltis, de los cinco cobros logró anotar tres (Luis Narváez, Rafa Pérez y Sebastián Viera) y botó dos (Gabriel Fuentes y Teófilo Gutiérrez), mientras que el equipo local convirtió cuatro y erró uno.

No obstante, las definiciones desde el punto penal no es un problema de ahora en las toldas junioristas, pues fue su pecado todo el año en torneos Conmebol, de los últimos nueve que patearon, fallaron ocho: cuatro en la Copa Libertadores y tres en la Sudamericana, más uno en el 2017.

Esta mala racha en los penaltis inició el año pasado, cuando en la semifinal de la Copa Sudamericana, contra Flamengo, el atacante vallecaucano Yimmy Chará desperdició el cobro, y que significó la eliminación del equipo del certamen continental en Barranquilla.

Para este 2018, con un nuevo proceso, se esperó que ese impase fuera superado pero la realidad fue otra, ya que fueron cuatro cobros seguidos en la Copa Libertadores que fallaron: Jonathan Álvez erró contra Palmeiras,  Teo Gutiérrez falló contra Alianza Lima, Luis Carlos Ruiz contra Boca, y Jarlan Barrera contra Palmeiras.

Mientras que, en Copa Sudamericana, donde el elenco ‘tiburón’ hizo una gran campaña y llegó con favoritismo al título fueron cuatro cobros, de los cuales solo uno anotado: Rafa Pérez marcó contra Defensa y Justicia; James Sánchez erró en la semifinal ante Santa Fe; Rafa Pérez desperdició en el juego de ida de la final contra Paranaense, en Barranquilla; y este miércoles en Curitiba, el turno fue para Jarlan Barrera, que tiró su cobró arriba, en el tiempo suplementario, anotación que hubiese evitado los lanzamientos desde el punto blanco y la consagración del equipo con el título de la ‘otra mitad de la gloria’.

En la serie de que definía al campeón, Junior volvió a pecar pues fallaron en sus cobros el lateral izquierdo Gabriel Fuentes y el delantero e ídolo del club Teófilo Gutiérrez. Todos estos fallos le costaron al cuadro ‘currambero’ y lo dejaron con las ganas de alzar su primer título internacional.



Fuente