Deportes

Fin de la novela entre el alcalde Marcos Daniel y Nelson Soto, Jaguares se queda en Córdoba

Luego de la fuerte controversia suscitada por la iniciativa que tenía el presidente de Jaguares de Córdoba, Nelson Soto, de pedirle a la Dimayor un cambio de sede para el equipo en 2019, ante la falta de apoyo económico por parte de los entes gubernamentales, este jueves el dirigente felino y el alcalde Marcos Daniel Pineda se sentaron a dialogar y pactaron la continuidad del club en la capital del departamento.

La decisión fue tomada en una reunión que se llevó a cabo en horas de la mañana de este jueves 13 de diciembre y que se extendió hasta el mediodía, allí se tocó el tema fundamental que era lo económico, pues en días recientes Soto Duque había afirmado que el elenco sinuano hasta la fecha no había recibido los recursos de patrocinio correspondientes a 2018 por parte de la Alcaldía y de la Gobernación de Córdoba.

Por lo tanto, el mandatario de los monterianos reafirmó su compromiso con el equipo que en poco tiempo se ha ganado el cariño de los habitantes de la Perla del Sinú y de los cordobeses. Además, vía telefónica Pineda García se comunicó con la gobernadora (e) Sandra Devia Ruiz, quien también manifestó su respaldo a la institución deportiva.

Cabe señalar que, esto se da luego de que el dirigente del cuadro ‘felino’ radicara una carta en la Secretaría de la Presidencia de Dimayor, manifestando su preocupación por no contar con el respectivo respaldo económico en la ciudad y el departamento, por lo que solicitaría en la Asamblea Extraordinaria de Clubes que se realizará el próximo miércoles 19 de diciembre un cambio de sede para el próximo año.

Así las cosas, Jaguares de Córdoba seguirá en Montería y en el departamento de Córdoba para lo que será el 2019, por lo pronto las directivas seguirán trabajando en lo que será la conformación de la plantilla, la cual regresará a trabajos el próximo 3 de enero bajo las órdenes del estratega bogotano John Bodmer Restrepo.

Fuente