Noticias

El alcalde Marcos Daniel reculó con los alimentadores de Metrosinú

Aunque para algunos el alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda, no da su brazo a torcer, esta vez reculó, luego de que este medio denunciara el inconformismo de los usuarios que se benefician con el servicio de los alimentadores de la empresa Metrosinú, quien tuvo que suspenderlo, obligada por la administración municipal.

Este miércoles 5 de diciembre los colectivos que sirven de alimentadores del sistema estratégico de transporte público reiniciaron su operación en varios puntos de la ciudad.

Esta decisión se tomó después de una reunión que sostuvo la empresa Metrosinú con el alcalde Pineda Garcia, el secretario de Tránsito, Remberto Yanez y el director técnico de Montería Amable, Héctor Fabio Cordero.

En la cita, el mandatario de los monterianos manifestó que su administración tenía “buena voluntad para trabajar en la búsqueda de alternativas que fortalezcan el transporte público colectivo en la ciudad”, a pesar de que en días pasados demostró todo lo contrario, hasta el punto de hacer que la empresa de Metrosinú suspendiera el servicio.

Como es recordar, Metrosinú responsabilizó directamente a la Alcaldía por la detención de la circulación de los alimentadores, pues al parecer, sufrían de una persecución por parte de la policía y de la Administración Municipal, que según Hector Frasser, gerente de la empresa, argumentaba que el servicio era ilegal.

En este sentido queda al aire la pregunta: ¿Qué motivó al alcalde a cambiar de opinión? Teniendo en cuenta que durante su administración no había dado su brazo a torcer, incluso la empresa tuvo que pagar millonarias multas por la inmovilización de los vehículos. ¿Será que algo tendrá que ver que se acerca la época electoral?

Cabe resaltar que con la suspensión de este servicio, 70 madres cabeza de familia que se desempeñan como conductoras de los buses alimentadores estuvieron a punto de quedarse sin empleo y más de siete mil usuarios que diariamente utilizan el servicio de última milla para llegar a sus destinos se vieron afectados pagando doble transporte o caminado largos trayectos expuestos a ser víctimas de robo.

Finalmente,  52 alimentadores de Metrosinú, estarán disponibles en 34 zonas de la capital cordobesa donde el transporte principal no llega.

Fuente