Noticias

Montería y Montelíbano los municipios con el mayor índice de homicidios en Córdoba

La Fiscalía General De La Nación, Seccional Córdoba, publicó un informe preliminar sobre las estadísticas de muertes violentas en el departamento en lo trascurrido del año 2018.

El total de homicidios registrados en Córdoba fue de 324 casos, de los cuales 296 fueron víctimas hombres y 28 mujeres.

En el informe, por ejemplo, se muestra que el municipio con el mayor nivel de homicidios fue Montería, con 81 casos, seguida de otros territorios como Montelíbano y Cereté.

Montelíbano, fue el segundo municipio de Córdoba con más número de asesinatos en el presente año, con 29 casos, seguido de Cereté con 27 casos y Tierralta con 22 casos.

En Lorica, también se presentaron 23 casos. En Sahagún 20 y  San José de Uré hubo 16 casos.

De los 324 casos de homicidios presentados en el departamento 181 (56%) se produjeron en la zona urbana y 143 (44%) en zona rural.

Las cifras dadas a conocer por el ente investigativo señalan que 246 (75.9%) de los homicidios se encuentran asociados a hechos de sicariatos, 45  asociados a riñas, 16 a hurtos y 8 casos a feminicidio.

Igualmente, es  preciso señalar que el ente investigador ha resuelto 98 (30.24%) de los homicidios presentados.

Aunque se ha logrado reducir levemente la tasa de este delito en el departamento en relación con años anteriores, los ciudadanos siguen teniendo cercanía con la violencia letal.

El fracaso de las administraciones municipales ha sido en que no han definido estrategias de control territorial y combate a las diversas modalidades delictivas presentes en el territorio.

Los homicidios siguen teniendo gran impacto en la vida cotidiana y el entorno de los cordobeses, la gran mayoría asociada a la delincuencia común, seguida por los conflictos entre grupos criminales y muerte de líderes sociales.

Los desafíos que enfrenta el departamento han cambiado. Mientras que los homicidios asociados al conflicto armado pierden fuerza, otras violencias ganan visibilidad. Por eso, la preocupación de los cordobeses por la seguridad en sus municipios y barrios, asociada con la delincuencia común y los problemas cotidianos, toma notoriedad luego de la firma del Acuerdo de Paz.

El diputado Orlando Benítez Mora, quien realizó recientemente al interior de la Asamblea Departamental, un debate sobre la inseguridad en el Departamento de Córdoba, señaló que: Entender las dinámicas de concentración de los homicidios es clave para tomar las medidas adecuadas y focalizar los esfuerzos en los lugares donde la intensidad de la violencia es mayor. Se requieren medidas específicas dirigidas a los lugares, las personas y los comportamientos que producen mayor impacto en los niveles de violencia letal. Esto parece lógico, pero no necesariamente se refleja en la manera en que se definen prioridades, distribuyen recursos y evalúan las intervenciones.

Puntualizo, igualmente, que es posible reducir el homicidio siempre y cuando se tengan metas claras y se focalicen los esfuerzos en donde realmente está el problema. Para esto es necesario, primero, identificar los puntos donde se concentran las muertes violentas en las principales ciudades. Segundo, generar un diagnóstico compartido entre los actores relevantes sobre las características de este desafío: sus causas y consecuencias, y la manera como distintos factores de riesgo y vulnerabilidad interactúan entre sí. Tercero, priorizar e identificar respuestas específicas para la reducción del homicidio. Se requieren de múltiples acciones que se implementen de manera articulada. Y, cuarto, definir metas y objetivos concretos, acompañados de recursos y de un monitoreo constante.

Cabe destacar que aunque los homicidios son indiscutiblemente el problema de orden público más grave en el departamento, puesto que se trata de la perdidas de vida humanas, no se puede subestimar el crecimiento de la ola de hurtos en Montería  y en el departamento es sus distintas modalidades: atraco a personas, comercio, residencias. Esta será probablemente el principal reto de las autoridades locales  y de la fuerza pública  para recuperar la tranquilidad y la percepción de seguridad  y orden en el territorio cordobés, señaló de forma puntual una fuente de la Fiscalía.

Fuente