Deportes

¡Historia de vida! Las dificultades por las que pasó Wilmar Barrios, el ídolo de Boca Juniors

Wilmar Enrique Barrios Terán o ‘Wilmita’ como es conocido en su barrio natal, La Candelaria, de Cartagena, está viendo cristalizado todo lo que soñó cuando apenas daba sus primeros pasos en el fútbol, pero llegar hasta donde está no fue anda fácil.

La niñez del hoy volante de primera línea de Boca Juniors no fue nada sencilla, ya que nació  en La Candelaria, un barrio humilde y marginal,  considerada una de las zonas más difíciles  de la ‘ciudad amurallada’ y allí vivía junto a su familia en el borde de la Ciénaga de la Virgen, en las condiciones más deplorables de dicho sector.

Pero a esas pésimas condiciones en las que vivió Barrios en su infancia, se le sumó el desamparo, ya que su padre trabajaba todo el día y con el paso del tiempo formó una nueva familia, y su madre decidió mudarse a Venezuela en búsqueda de mejores condiciones de vida. Por tal motivo, a ‘Wilmita’ lo crió su  abuela, Doña Celia.

El barrio La Candelaria siempre ha estado rodeado de tentaciones, no obstante, Barrios desde un  principio se enfocó en su gran amor: el fútbol, “el que quiere, puede. Yo me enfoqué en lo mío, el balón. Me crié y en un barrio donde se vive en condiciones difíciles pude salir adelante. Hay violencia, matanzas. Muchas veces quedé en medio de tiroteos y la tentación de la delincuencia siempre estuvo. Y siempre estaba la droga”, indicó el jugador hace un tiempo.

Sus primeros pasos con una pelota fueron en una canchita, que era más bien un playón polvoriento y sin líneas divisorias, allí algunas veces descalzo, y otras con zapatillas prestadas, desplegó sus primeros destellos y forjó la personalidad que hoy deslumbra en el balompié argentino y a los aficionados del conjunto ‘xeneize’.

Luego, Wilmar dio su primer paso hacia adelante en la carrera por cumplir su sueño y fue por medio del colegio llegó a Comfenalco, un programa de integración social que organizaba actividades para los jóvenes del barrio.

El único y gran inconveniente para Barrios fue que la cancha le quedaba muy lejos y el dinero no sobraba en la familia como para poder tomarse un colectivo y acudir a las prácticas, “no teníamos para mandarlo a practicar y le agarraban berrinches. Lloraba y lloraba y debíamos salir a buscar dinero. Le dabas lo justo y arrancaba”, explicó su tío Richard, agregando que cuando no aparecía ese dinero, ‘Wilmar’ se las ingeniaba para conseguirlo, pues llenaba bolsas de plástico con agua para congelarlas y vender hielo en las calles.

Posteriormente, de Comfenalco pasó a Ciclones, una academia, luego transformarse de un típico 10 al clásico 5, pasó a Ciclones de Cali, donde se encontraban los proyectos más prometedores, no obstante, le costó adaptarse y decidió volverse a su natal Cartagena.

Ese paso atrás del volante, se transformó en un impulso para tomar carrera y convertirse en lo que es hoy en día, ya que ‘Tucho’ Ortiz, cazatalentos del Deportes Tolima, lo encontró y se ilusionó con ese joven de 16 años, que pese a su corta edad, se hizo referente en el club ‘pijao’ y dio una vuelta olímpica.

Debido a su gran paso por el elenco tolimense, siendo pilar fundamental del equipo varios equipos se empezaron a fijar en él y fue Boca Juniors el que se hizo con sus servicios, pero como en su vida, allí Barrios, también la luchó.

Al principio no era tenido en cuenta por el entrenador Guillermo Barros Schelotto, pero el cartagenero aprovechó al máximo cada minuto que tuvo en cancha y con su entrega se ganó rápidamente la ovación de la exigente hinchada ‘xeneize’ y le hizo cambiar la idea al ‘Mellizo’.

Se ganó la titularidad, aprovechando las lesiones de Fernando Gago y haciéndolo a un costado, y Boca obtuvo presencia en el mediocampo haciendo que el nivel del equipo incrementara considerablemente, hoy Wilmar Barrios es una pieza clave dentro del cuadro ‘bostero’ y gracias a su forma de jugar va camino a la idolatría.

Cabe señalar que, el volante ya ha levantado dos títulos con la camiseta del cuadro argentino (Campeonato Primera División 2016-17 y 2017-18), además, actualmente disputa la final de la Copa Libertadores contra River Plate, el marcador del primer duelo quedó 2-2, en La Bombonera, y el próximo sábado 24 de noviembre se realizará el encuentro de vuelta en El Monumental para definir quien levanta el certamen continental.

Fuente