Noticias

El descaro de la exsenadora, con detención domiciliaria, Zulema Jattin, en querer meter en la terna a la Gobernación a uno de sus amigos contratistas

El alboroto y el tema de moda en las calles de Lorica es cómo la exsenadora investigada por parapolítica, hace más de una década y quien en la actualidad tiene prisión domiciliaria, le habría echado mano al encargo de la Gobernación de Córdoba y en cuerpo ajeno presionó con una acción de tutela, que curiosamente falló el Juzgando Segundo Municipal de Lorica, municipio donde ella ejerce todo su poderío.

La presión de la cuestionada exsenadora que ahora busca limpiar sus pecados y presuntos delitos con un cupo en la JEP, literalmente busca que en la terna para reemplazar al destituido e inhabilitado gobernador Edwin Besaile, sea incluido su amigo y  ficha de su grupo el contratista, Darío José Oviedo Castaño.

De Oviedo Castaño se sabe que goza de la confianza y respaldo del ‘jattinismo’. De hecho, Oviedo  aportó 30 millones de pesos para la campaña del representante de Jattin, Jorge Enrique ‘El Titi’ Burgos.

Respecto al tema muchos cuestionan el “descaro” de la exsenadora en querer mantener el poder tras décadas de lo mismo,  es decir  de abandono y atraso cuando sus familiares han estado frente a las riendas de su municipio.

“Es que si gana la Gobernación en las urnas vaya y venga, pero todos aquí en Lorica sabemos que poco o nada es lo que han hecho, miren a Lorica, con una alcaldesa que solo figura posando en las fotos, porque bonita sí es, pero quien manda es Zulema. Hoy Lorica está vuelta una cloaca, aquí no sirve una sola calle, el alcantarillado rebosado, la inseguridad que campea, los colegios rurales abandonados, solo por citar algunos casos, y con todo y ese resultado, esa señora presunta delincuente que investigan por parapolítica pretende llegar a la Gobernación,  presionando para que escojan a alguien de su grupo, no hay derecho” señaló la fuente, en reserva de identidad,  curiosamente cercana a su grupo pero que está en desacuerdo con lo que se está haciendo.

Y es que precisamente cuando los miembros de los diferentes sectores de la U, partido al cual pertenece el  gobernador suspendido Edwin Besaile Fayad, se enfrascaban el martes ante pasado en una gran diferencia por escoger la terna, curiosamente y como anillo al dedo para la exsenadora ese mismo día se conoció el  fallo de tutela en primera instancia, del señalado Juzgado Municipal de Lorica, en el que ordenó al presidente de La U, el exministro de Agricultura Aurelio Iragorri, conformar la terna para reemplazar a Besaile, teniendo en cuenta a todos los congresistas de La U del departamento. Es decir, que la terna debía incluir a miembros de los distintos sectores de La U y no solo a miembros del grupo de los hermanos Besaile.

El haz bajo la manga precisamente lo manejó “La Patrona” como le llaman en muchos pueblos de Lorica a la exsenadora, precisamente porque nadie hace nada en la Alcaldía sin la orden de la señora, poniendo según muchos a un concejal de Lorica, Gilberto Ortega Toro, su aliado para interponer la acción de Tutela y conseguir su representación en la terna.

Gilberto Ortega Toro, al lado de la actual alcaldesa Nancy Sofía Jattin, familia de Zulema.

De Ortega se supo que después de haber desertado del grupo ‘jatinnista’ nuevamente volvió “arrepentido” y fue acogido hace unos meses, por lo que la “demostración de fidelidad y arrepentimiento” debía plasmarla con su firma como accionante de la tutela.

“Se utilizó a un concejal de La U porque alguien tenía que firmar. Zulema le dio la directriz al Concejal”, argumentó la fuente.

Por lo que literalmente la presión de Zulema para que en la terna sea incluido el contratista Darío José Oviedo Castaño, viene como en la mayoría de sus actuaciones con una estrategia en la que otro da la cara, pero ella se beneficia.

Aunque jurídicamente la acción cabe, recordemos que el mismo mecanismo de presionar con una tutela la definición de una terna fue utilizado por el partido Cambio Radical, cuando entuteló al presidente Iván Duque por no nombrar alcalde encargado en Riohacha,  en el caso de la exsenadora, para muchos loriqueros, Zulema con todos sus líos debería estar ‘calladita’ ya moralmente, sí deja mucho que decir su actitud frente al encargo de la Gobernación de Córdoba.

Fuente