Noticias

¡Voz de alerta! Habitantes del barrio La Castellana advierten sobre posible instalación de antena de telecomunicaciones

Preocupados se encuentran los habitantes del barrio de la Castellana, Montería (calle 53 con 12) pues manifiestan que una empresa, que no ha sido identificada, estaría instalando una antena de telecomunicaciones en el sector, lo cual estaría prohibido por tratarse de una zona residencial.

“La antena la están instalando en una casa que está desocupada hace mucho tiempo, los vecinos de la calle estamos preocupados porque esa gente está haciendo los trabajos de instalación y, al parecer, el municipio toma sus días para hacer la revisión” señaló uno de los afectados que habló en exclusiva para La Lengua Caribe.

“En esta zona hay muchas casas, apartamentos, familias y niños, esto es perjudicial para nosotros. Hemos acudido a la Secretaría de Planeación y ya elevamos la solicitud de revisión, sin embargo, tememos que esta revisión se demore un poco y el proceso de la instalación de esta antena avance y después no se puede hacer nada para desinstalarla” indicó el ciudadano.

En tal sentido, la comunidad de este sector del norte de Montería, pide celeridad en el proceso de revisión por parte de la administración municipal en cabeza del alcalde Marcos Daniel Pineda Garcia para brindar un parte de tranquilidad a los habitantes.

Por otra parte los ciudadanos indican que en reiteradas ocasiones han solicitado el arreglo de calles ya que es una “zona totalmente abandonada, la calle está deteriorada y nunca hemos recibido el apoyo para arreglarla, lo mínimo que esperamos es que frente a esta situación de la posible instalación de la antena se nos preste la debida atención y no se lleve a cabo ya que representa en estos momentos una amenaza para nosotros.

En tal sentido los habitantes de este sector del norte de Montería solicitan a la administración municipal, en cabeza de Marcos Daniel Pineda Garcia que se apersone de la situación y haga las debidas revisiones para brindar un parte de tranquilidad a la comunidad.

Cabe resaltar que en Colombia, la Corte Constitucional estableció en una sentencia el principio de precaución como una medida preventiva frente a los posibles efectos de los campos electromagnéticos en la salud humana.

La Agencia Internacional para la Investigación del cáncer estableció que las emisiones de las antenas se encuentran dentro del grupo 2B, como factor posiblemente cancerígeno para los humanos. Sin embargo, no hay pruebas concluyentes que aseguren que las emisiones puedan afectar la salud.

Fuente