Deportes

Historia de vida: por andar borracho, el ‘Bombardero’ pasó de ganarse 1.200 millones al año a no tener para darle de comer a su mamá

Iván René Valenciano, una de las leyendas del Fútbol Profesional Colombiano relató en ‘Fox Sports Radio Colombia’, programa deportivo para el que trabaja, la parte de su vida donde pasó de tenerlo todo a quedarse sin nada.

El ‘Bombardero’ quiso compartir su vivencia de acuerdo al tema del momento, con respecto a las salidas de Dayro Moreno, de Atlético Nacional, por conflictos con varios de sus compañeros, y Andrés Ramiro ‘Manga’ Escobar, de Deportes Tolima, por llegar en estado de embriaguez a un entrenamiento.

“Hay algo muy importante y para que lo tengan en cuenta, a mí me llamaban para contratarme un equipo, me preguntan cuánto pesaba y cómo estaba con el chupe (trago). Era difícil que por esta situación te llamaran para poderte contratar”, contó el goleador histórico del Junior, agregando que a veces le mandaban a alguien para comprobar si era cierto que no estaba tomando y pasado de peso.

Valenciano fue sincero en su relato y manifestó que cuando el fútbol dejó de ser una opción “no te llama nadie, no te tienden la mano, los amigos desaparecen. Pero sigues en la misma situación, porque mientras se tiene ahorros sigues con la misma joda hasta que te quedas sin un peso”.

El ídolo barranquillero contó también que pese a tenerlo todo, hubo una vivencia en especial que lo llevó a tocar fondo y fue cuando reflexionó, “alguien de ganarse 100 millones de pesos mensual, 1.200 millones de pesos en un año, un día llegó mi mamá, que en paz descanse, a decirme – Hijo, regálame 500 pesos para comprarme un cuartico de leche y una bolsita de pan que tengo hambre. Tuve que decirle: mami, no tengo un peso”.

Con referencia al mismo suceso con su señora madre añadió que “estaba acostado en el cuarto donde vivía mi mamá, había bebido porque los amigos te dicen venga y dan trago, tu nunca necesitas plata para beber, pero ves a decirle ven acá es que necesito 50 mil pesos para comer, te dicen no, no tengo”.

Finalmente y como reflexión no solo para las nuevas generaciones de futbolistas sino en todas las profesiones y personas que pasan por dicha situación, Iván René Valenciano señaló que “yo bebía todos los días. Por ejemplo, me contrataban para un evento y llegaba borracho, entonces los compañeros decían que no me llamaran porque daba mala imagen. Pero a veces me llevaban, me pagaban 3 millones de pesos y con eso tomaba todos los días en una esquina, solo. Y cuando se me acaba la plata volvía a buscar qué hacer, hasta que se presentó la situación con mi mamá”.



Fuente