Noticias

Habitantes de El Sabanal desesperados por los malos olores que emanan el corral y galpón de la finca del reconocido ganadero monteriano Jorge Ganem

A diario los habitantes del corregimiento El Sabanal, zona rural de Montería, viven un calvario, por los malos olores que generan un corral y galpón de la finca del reconocido ganadero monteriano Jorge Ganem, que se encuentra ubicada a la entrada de la vía principal de este sector.

De acuerdo con Dianis Herrera Causil, una de la afectadas, esta situación se viene presentando desde hace tres años atrás y hasta la fecha no ha habido poder humano que ayude a esta comunidad a solucionar el problema, pues aunque las autoridades competentes ya tienen conocimiento de la problemática, no ha hecho nada al respecto.

“Nosotros aquí tenemos un problema con un corral y un galpón que están en la finca del señor Jorge Ganem, de allí salen olores putrefactos (…) El ganado lo sacan por la vía principal y ensucian toda la calle. En las noches no podemos dormir porque nos perturba el olor, ya hemos puesto quejas y recogido firmas para denunciar la situación, pero no tenemos solución”, indicó Herrera Causil.

La situación se ha empeorado debido a la ola invernal que tiene azotada al departamento de Córdoba, pues toda vez que llueve los “insoportables” olores se proliferan, incluso la “fetidez” ha llevado a que los niños y adultos mayores sufran graves enfermedades respiratorias.

Según las denuncias que fueron atendidas por La Lengua Caribe, la Secretaría de Salud se comprometió hace dos meses a buscar una solución, incluso ya inspeccionó los lugares que emanan los malos olores, sin embargo la dependencia asegura que “los trámites ante el caso aún están en proceso”.

Herrera, también le indicó a este medio que a raíz de las quejas que han interpuesto, los trabajadores de la finca han arremetido contra la comunidad y se han suscitado varios problemas, incluso el propietario de la finca les ha manifestado que “cuando un pobre ha podido con un rico”.

“Denunciar es ganarse enemigos, ya hemos tenido muchos problemas con los trabajadores, porque les molestó que denunciáramos”.

Cabe resaltar, que en el año 2017, en la finca del reconocido ganadero se registró una mortandad de animales y los enterraban prácticamente en la entrada de este lugar, eso ocasionó otro problema para los habitantes, pues los perros desenterraban los cadáveres, generando fuertes olores, por fortuna esta situación se solucionó.

Finalmente, la comunidad de esta zona rural del municipio de Montería, espera que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto, pues esperan que la situación no pase a mayores y no traiga consigo otros problemas de salud.






Fuente