Please assign a menu to the primary menu location under MENU

jueves, septiembre 20, 2018
Noticias

Perdieron todos, hasta los del miedo, ganaran los derechos

41views

“De lo único que debemos tener miedo es del propio miedo”.

Franklin Delano Roosevelt

El análisis, del resultado electoral del 11 de marzo, debe fundamentarse necesariamente, en los guarismos electorales, para saber quiénes ganaron y quienes perdieron y que sigue ahora para el debate presidencial.

PERDIERON TODOS

Otra vez, perdieron todos los participantes juntos, pues no fueron capaces de derrotar la  abstención. El censo electoral, según datos de la propia Registraduría General de la Nación, a fecha 29 de enero de 2018, era de 36.025.318 personas con capacidad de votar; de las cuales sólo se acercaron a las urnas a votar para el Senado, en números cerrados, 17.818.000; lo que significa que la abstención fue del 51%. Si esto se agrega, que de los que se acercaron a votar, votaron en blanco para el Senado 1.176.243 personas (290.868 votos en blanco, más que en el 2014, para la misma corporación), que otros conscientemente anularon su voto, en un guarismo de 1.137.133; y que quienes no quisieron marcar por ningún candidato o partido fueron 871.444 personas, para un total de 3.184.820; podríamos decir que la abstención fue del 60% y en total la clase política sólo recibió el 40% del electorado. O sea, que hay un 60% de la sociedad civil, que no votó por ningunos de los que participaron en esa elección. Estas cifras demuestran, que todos, incluso unidos perdieron o fueron rechazados por el pueblo colombiano.

URIBE NO GANO

El señor Uribe, se aleja cada vez más de su época dorada, donde el solo ponía cerca de 7 millones de votos. Ahora su lista sólo tuvo 2.513.000 votos (en cifras cerradas); si a esto se agrega, que se trataba de una lista abierta, donde los demás candidatos también ponían sus votos, y, que su nombre fue marcado menos de 1 millón de veces (875.554), podemos afirmar que su caudal electoral personal, se ha reducido en cerca de 6 millones de votos, lo que lo hace derrotarle, lo que se confirma con el hecho de no alcanzar su meta de obtener 25 senadores.

 Su candidato, el señor Duque, obtuvo en cifras cerradas 4 millones de votos, de los cuales por lo menos 1.500.000, son de su socio ideológico Germán Vargas Lleras.

LA DERECHA TAMPOCO GANO

La consulta del URIBISMO, permitió contar el poder de la derecha unida en Colombia: el total de la consulta en cifras cerradas fue de 6.130.000 votos, donde participaron de forma oficial el uribismo y el conservatismo y de forma extraoficial Vargas Lleras, lo que se corresponde aproximadamente, con las cifras que obtuvieron para Senado estos tres grupos, de 6.500.000 votos. Sin contar, los 18 millones de miembros de la sociedad civil, que no votaron por ellos ni por ningún otro candidato, y; teniendo en cuenta sólo los 17.818.000, que acudieron a las urnas, quienes no votaron por ellos fueron 11.372.000 votantes, lo que representa sólo cerca de un 36% de los que fueron a votar y lo que significa que no sólo son rechazados por los abstencionistas, sino también por la mayoría de los votantes (cerca del 64%).

PETRO TAMBIEN PERDIO

Perdió en varios sentidos: porque el total de su consulta, casi que fue duplicada por la consulta de Uribe y, porque individualmente Duque le sacó cerca de 1.300.000 votos de diferencia.

Perdió porque su guarismo cercano a los 2.800.000 votos, es inferior en cerca de 300.000 votos a la suma de los votos en blanco, no marcados y nulos, que como vimos arriba es superior a los 3.184.820 votos. No sobra recordar, que en esta consulta, como en la de Uribe, también participaron  extraoficialmente fuerzas distintas a las del propio Petro y Caicedo.

 AMBAS CONSULTAS MOVILIZARON EL MIEDO

Tanto una como otra consulta, como estrategia para obligarnos a respaldarlos, nos infundían miedo de su adversario, buscando que reaccionáramos desde nuestra animalidad: huyendo o agrediendo violentamente; o para que nos olvidáramos que precisamente lo que nos distingue de los demás animales, es que somos racionales y por lo mismo debemos enfrentar los problemas, incluidas las dificultades políticas, desde una posición racional. O para que el miedo, nos hiciera olvidar la forma, como en el pasado se han comportado o violado nuestros derechos; o para hacernos creer que si perdían, era culpa nuestra y no de las malas acciones que han realizado o de la falta de coherencia entre lo que dicen y lo que hacen. Nosotros no somos responsables del
genocidio de los falsos positivos, ni del genocidio de los paramilitares; al contrario, votamos contra ellos en la corte constitucional y por eso fuimos amenazados; de lo que no somos responsables es de la doble moral de hacer debates en público contra ellos y luego en privado, reunirnos con ellos y mucho menos con el propietario de la finca las Canarias, desde donde salieron a hacer la masacre de el salado. Tampoco somos responsables de la reelección de Uribe y de que los colombianos hubiéramos tenido que aguantarnos cuatro años más de tan nefasto gobierno: pues nos opusimos al acto legislativo de la reelección y a la ley estatutaria sin la cual no podía haber reelección; de lo que no somos responsables, es de la doble moral, de hablar mal de Uribe y de su gobierno y de haber prestado nuestro voto, en la cámara de representantes, a favor de varios artículos de la ley estatutaria, sin la cual Uribe no hubiera podido ser reelegido. Nosotros no somos responsables, de haber elegido un Procurador, que todo el mundo conocía como enemigo de los derechos de las mujeres violadas, de los diversos sexuales, de los afro descendientes y de los indígenas, enemigo de la acción de tutela, que es el mecanismo de defensa de los derechos de los más débiles, etcétera; por el contrario, me opuse a él cuando estuvo en el Consejo de Estado y después como Procurador General de la nación. Tampoco somos responsables de que una vez producida la masacre de Mapiripan, mientras investigaban la conducta de los responsables, nosotros en la corte constitucional, con el fin de impedir la impunidad, declaramos que el juez competente no era la justicia penal militar, sino la ordinaria y que la responsabilidad se podía  imputar a quien teniendo el deber de protección de la población no cumplía con el (posición de garante o comisión por omisión), como podría ser la situación jurídica de los mandos militares, incluido el general Uzcategui, otra persona, desde el Congreso de la República sostenía, que el general era inocente. Tampoco se le puede acusar de la doble moral de oponernos al lobby de los grupos económicos frente al Estado y al mismo tiempo recibir el apoyo económico de estos grupos para llegar al poder del Estado, o a las alcaldías del Estado, como fue el caso de almacenes éxitos (grupo casino), Davivienda, seguros Bolívar y colpatria (grupo Bolívar), fondo de inversión Tribeca (interBolsa, presuntamente vinculada a la corrupción), valorem (grupo Santo Domingo) y Bancolombia a través de la fundación Bancolombia (grupo empresarial antioqueño). Tampoco somos responsables de la corrupción, que pasa por la vena rota de la contratación; por eso hemos propuesto una norma que prohíba a quién financia campañas políticas contratar con la administración y prohíba a quien contrata con la administración financiar campañas políticas de los funcionarios que le dieron los contratos; para que no se repita el caso de los personas, que financiaron campañas para las alcaldías por 5 millones de pesos y a cambio recibieron por
mediación de algunas empresas contratos por sumas superiores a los 100.000 millones de pesos: ¡qué buena inversión, mejor que el tráfico de droga, la venta de armas y la trata de personas juntas! ¡Pongo 10 millones y me gano 100.000 millones!.

¿IZQUIERDA O DERECHA? ¡DERECHOS!

Vistos los resultados electorales, e iniciada en firme la campaña presidencial, quienes acuden al argumento del miedo, tratando de provocar la agresión o la violencia del adversario, para justificar su propia violencia, huyen ellos mismos del debate sobre los hechos y sobre sus hechos; y del debate sobre las ideas y sobre sus ideas; les decimos que no nos vamos a dejar distraer por lo adjetivo, por si son altos o bajos, si tienen los ojos claros u oscuros; si hablan paisa o pastuso; ni siquiera si se autodenominan de izquierda, de centro o de derecha; pues a todos les aplicaremos el mismo rasero: ¡que han hecho por los derechos de los colombianos!; Pues la piedra de toque de todos los regímenes políticos, es la cantidad de derechos que da a sus ciudadanos, pues nada gano con decir que soy el más revolucionario, el más de centro o el más de derecha, sino he hecho nada por los derechos de los colombianos.

Si no he hecho nada, lo más seguro es que tampoco hare en el futuro, aunque prometa derechos, siempre quitaré derechos; y quien ha hecho en el pasado lo más seguro es que también dará derechos en el futuro; pues como decía José Martí, la mejor manera de decir es hacer. O como dijera Aristóteles, al hombre hay que juzgarlo por lo que hace y no por lo que dice: tú me hablas contra Uribe, pero con tu voto ayudaste que se reeligiera? Tú me hablas contra el Procurador, pero con tu voto ayudaste elegirlo, para que le quitara sus derechos a las mujeres, a los diversos sexuales, a los indígenas, a los afro descendientes, etcétera?. Tú me hablas de la paz, pero en el 2010 como candidato tú pedías la guerra contra otros colombianos o contra nuestros hermanos latinoamericanos, cuando yo pedía la paz?.

Cuando pocos hablaban de paz y más pocos aún queríamos humanizar la guerra, y una mujer afro descendiente, se atrevió a ir hasta lo más profundo de Colombia a rescatar a los secuestrados por la guerrilla, comenzando por los miembros de la fuerza pública, como Moncayo o los indefensos miembros de la sociedad civil,  dónde estabas tú, que estabas haciendo por ellos, o estabas hablando de guerra?. Que derechos ayudaste a reconocerles a las víctimas de la violencia, del Estado o del no Estado, ayudaste a reconocerles el derecho a la verdad, a la justicia, a la reparación o la garantía de no repetición, de los que hoy todo el mundo habla, pero que nadie se los había reconocido, hasta que ayude a hacerlo yo en la sentencia C-1149 del 2001?. Que has hecho por las mujeres violadas, para que no fueran re victimizadas como criminales y pudieran interrumpir ese embarazo producto de un delito, como lo hice yo, para evitar que lo fueran?.

Que has hecho por las mujeres afro descendientes cuando han sido discriminadas por el color de su piel y se les ha impedido el ingreso a establecimientos de comercio o a lugares públicos, por restablecerles sus derechos, como lo hice yo, cuando en Cartagena se lo violaron a Johana Luz Acosta Romero?. Que hiciste tu, por los derechos de las mujeres madres comunitarias, cuando el gobierno en cabeza del entonces presidente Uribe, objetó la ley que les daba un salario, equivalente al 70% del salario mínimo, con el objeto de privarlas de un salario digno?; Yo puedo decir, que defendí su derecho y me opuse a la violación del mismo que quería hacerle el gobierno de entonces, de Álvaro Uribe y que ayude a reconocérselos en la sentencia C-911 de 2007 de que fui ponente.

¿Dónde estabas tú, que no oímos tu voz cuando el Procurador Ordóñez, privó de su investidura popular de senadora a una mujer valiente, afro descendiente, perenne amiga de la paz, como Piedad Córdoba; te quedaste mudo y sólo volviste hablar o a chillar, cuando te privó de tu cargo?.

Que has hecho por los pensionados de Colombia, para que no les sucediera, como al personaje del libro de Gabriel García Márquez, el coronel no tiene quien le escriba, quien durante 15 años, todos los viernes, espero que le reconocieran, su derecho a la pensión y que murió sin que le fuera reconocida, para que esto no siga sucediendo, como lo hice yo en el año 2003, mediante la
sentencia C- 1037 de 2003 y donde dije que jamás se le podría quitar el empleo a una persona que tenía derecho a su pensión, si previamente no se le incluía en la nómina de pensionados y se le comenzaba a pagar como pensionado, para que tuviera una vida digna, ya que la pensión del abuelo, no es sólo para él y la abuela, sino también para ayuda al el hijo desempleado, o apoyar el nieto que no tiene con qué pagar la pensión de la escuela.

 Los ciudadanos de la clase media, que entregaron todos sus ahorros, para adquirir una vivienda a instituciones financieras como Davivienda, Colpatria o Bancolombia, que como ya sabemos financian candidaturas, y luego de pagar 10 años el crédito, por un monto seis veces superior al préstamo ,se encontraban con que esas mismas instituciones financieras se la quitaban y que además seguían debiendo una fortuna, lo que ocasionó un desplazamiento masivo dentro de las ciudades, y donde se privó de vivienda a cerca de 1.500.000 colombianos, tienen el derecho a preguntarnos, que hicimos para defender su derecho a una vivienda digna y yo puedo responderles que defendí su derecho, que impedí que se las quitaran, que obligue a esos bancos para que devolvieran lo cobrado de exceso, mediante la sentencia SU-813 de 2007. Que puede decir usted, distinto a que esos mismos grupos financieros le han dado dinero para sus campañas políticas?.

Los que tienen preferencias sexuales distintas a las nuestras, como las comunidades LGTBI tienen el derecho a preguntarnos qué hemos hecho por sus derechos, si los hemos discriminado o si  hemos luchado por su igualdad y ellos saben que yo ayude a reconocérselos todos: civiles, laborales, familiares, penales, etc.

Como abogado independiente, logre que el Consejo de Estado declarara la nulidad, de la nota diplomática por la cual Colombia le regalo a Venezuela parte del territorio Colombiano, esto es, el islote de los Monjes, lugar que tiene las mayores reservas de petróleo del mundo. Como demócrata, ciudadano y abogado independiente, logre con 3 personas más, que el Consejo de Estado devolviera  la personería jurídica a la Unión Patriótica, después de 11 años de haberla perdido. Esto no lo logro ni la propia unión patriótica, que ya había perdido una demanda, ni el partido comunista, ni la farc.

LLEGO LA HORA DE LOS DERECHOS Y EL TIEMPO DE LAS MUJERES

No vamos a dejar, que el debate presidencial, se trivialice con temas adjetivos, como si un candidato es gordo o flaco, o que el miedo se imponga sobre la razón; mantendremos el foco sobre los derechos de los colombianos, preguntaremos sobre ellos y sobre lo que han hecho para defenderlos o violarlos los distintos candidatos; absolveremos todas las preguntas que nos hagan los ciudadanos sobre los mismos; propondremos otros derechos o su ampliación, como la educación para todos y la salud para todos en todos los niveles. Apoyaremos el derecho de los jóvenes a auto representarse, en el Congreso los jóvenes entre 16 y 24 años tendrán una circunscripción especial de 8 miembros; también en los órganos de representación política como las asambleas, concejos, juntas administradoras locales, donde deben tener como mínimo 2 representante por derecho propio y en todo caso no menos del 10% del total de la representación política en esos órganos. Los apoyamos en su primer empleo o como jóvenes emprendedores.

Proponemos un gran PACTO SOCIAL PARA EL PROGRESO ECONOMICO-SOCIAL, para luchar contra la pobreza, el desempleo, la corrupción y el alto costo de la vida y que proteja en sus derechos a los colombianos desde la cuna hasta la tumba, desde que nacen hasta que mueren. Proponemos la paz entre los humanos y con la naturaleza. Una PAZ CON JUSTICIA SOCIAL, esto es con derechospara todos y la PAZ CON LA NATURALEZA Defendemos el derecho a un medio ambiente sano y sostenible y por lo mismo propugnamos por energías renovables, por conservar el agua y el aire puros; por impedir el cambio climático y por vivir en armonía con la madre tierra.

Defendemos la igualdad entre hombres y mujeres y para hacerla efectiva, proponemos que en todos los órganos de representación política, comenzando or el Congreso, las asambleas, los concejos, el 50%, como mínimo sea para las mujeres y que tengan esta misma representación tanto en la rama ejecutiva, como en la rama judicial del poder público. Para que esto no sea una declaración meramente retórica, es que me impuesto el deber de dar ejemplo, ya que la palabra educa, pero sólo el ejemplo arrastra, de aceptar que una mujer, afro descendiente y demócrata, comprometida con los derechos y la paz lidere este proceso, desde la Presidencia de la República, porque sabemos que el grado de civilización y cultura de una sociedad, se mide por los derechos que tengan sus mujeres, porque además son mayoría dentro de nuestra sociedad, como lo demuestra el censo electoral ya que de 36.025.318 de sus integrantes, 18.606.307, son mujeres y los hombres somos apenas 17.419.011; cerca de 1.200.000 menos, por lo que están dadas las condiciones subjetivas y objetivas, para hacer el cambio donde podamos vivir mejor y con más derechos, como propone y tiene la voluntad de hacerlo Piedad Córdoba, que no necesita pedirle permiso para expresar o ejecutar sus ideas ni a un jefe político ni a los grupos económicos.

JAIME ARAUJO RENTERIA

La entrada Perdieron todos, hasta los del miedo, ganaran los derechos se publicó primero en Noticias Manizales.

Leave a Response