Córdoba

Dos de febrero en Riohacha: cumbre de los ‘devotos’ que vienen por votos

Ese día se celebra la festividad de la Virgen de los Remedios, patrona de esta ciudad. Se le atribuyen “milagros” políticos.

En la historia de esta capital hay un episodio en el que la Virgen de los Remedios salva a esta ciudad de un fuerte mar de leva que amenazaba con tragársela. Fue un milagro para los católicos, que ocurrió el 14 de mayo de 1663, y que aún celebran los devotos, quienes le agradecen esa salvación.

En el momento en que las olas se adentraban en medio de una gran tempestad y los habitantes sacaban a la Virgen en hombros para pedirle que evitara una desgracia, la corona se cayó en esas peligrosas aguas calmándolas de inmediato.

También se dice que, años más tarde, la Virgen de los Remedios volvió a salvar a Riohacha del asedio de los piratas, quienes huyeron al ver una gran procesión que se realizó para invocar su protección.

Lo que no ha podido evitar la vieja Mello, como cariñosamente le llaman a la Virgen, es la avalancha de políticos que año tras año convierte a esta capital en una gran pasarela por la que han pasado miembros de todas las vertientes, partidos y movimientos de todos los colores y tendencias.

A pesar de esto, los milagros no se han acabado y cada dos de febrero, cuando se celebra su día, la Virgen de los Remedios nos permite ver hechos que nunca podríamos presenciar en otros escenarios, donde los enfrentamientos entre dirigentes son el pan de cada día, sobre todo en vísperas de elecciones.

Casi nadie sabe exactamente cuándo esta celebración se convirtió en una gran congregación de políticos, en la que estos se sobran en invitaciones a desayunos, almuerzos, cenas, parrandas, fiestas y eventos especiales en los que no falta la presentación de grandes artistas sobre todo de la música vallenata.

Sin embargo, muchos habitantes del distrito afirman que fue a partir de que en un año las elecciones coincidieron con esta fecha, aunque dicen que se fue afianzando mucho más  hace unos 15 años, cuando era presidente  Álvaro Uribe Vélez, quien se declaró devoto de la vieja Mello y comenzó a venir casi todos los años a rezarle.

“Antes venían los políticos locales y de otros departamentos de la Costa, pero ahora se viene todo mundo a pedir votos, aunque no sean devotos”, afirma Milciades Flórez, un habitante de Riohacha.

También se queja porque las intensas medidas de seguridad que se imponen, sobre todo cuando arriban  el presidente Santos y el expresidente Uribe, impiden la participación de los devotos de la Virgen, tanto en la misa central como en la procesión.

Un milagro político

Precisamente, el ahora senador fue protagonista de un episodio que fue catalogado como uno de esos ‘milagros’ de la Virgen y que ocurrió frente a su imagen en la catedral que lleva su nombre.

En 2016 y después de la tradicional misa, Uribe se encontró frente a frente con una de las personas con las que más ha tenido contradicciones en muchos temas, la actual candidata a la presidencia, Piedad Córdoba.

Los dirigentes se estrecharon las manos, luego de lo cual el expresidente le dijo a la exsenadora: “Estás muy bonita (…) Estás como quinceañera”, lo que provocó las risas de quienes se encontraban cerca de la pareja.

En esa eucaristía estuvo la nobel de paz Rigoberta Menchú, quien fue invitada por Oneida Pinto, gobernadora de La Guajira en esa fecha.

Otro apretón de manos que se consideró como un hecho extraordinario fue el que se dieron en 2015 el mandatario Juan Manuel Santos y el entonces procurador Alejandro Ordóñez, quienes habían protagonizado días antes un duro enfrentamiento en torno a las negociaciones del acuerdo de paz con la guerrilla de la Farc.

Ese dos de febrero el mandatario de los colombianos estaba sentado en un extremo del templo junto a su vicepresidente Germán Vargas Lleras, el exgobernador de La Guajira José María Ballesteros, detenido, y varios ministros. En el otro lado se encontraba Ordóñez con el exalcalde Rafael Ceballos y el representante a la Cámara Antenor Durán.

El acercamiento se logró con la intermediación de Amylkar Acosta, quien ejercía como presidente de la Federación Nacional de Departamentos. Cuando el sacerdote pidió que se dieran el saludo de paz, el jefe de Estado tomó la iniciativa de estrecharle la mano al procurador, ante la mirada complaciente de los presentes.

Durante ese breve momento se olvidaron de los enfrentamientos en Twitter, las mutuas acusaciones y las críticas que mantenían caliente el escenario político del país.

“Esta es una zona donde se desarman los espíritus y he venido aquí a ponerme a los pies de la virgen para manifestar mi condición de católico y para pedirle por Colombia”, expresó Ordóñez  poco después, quien ahora aspira a la presidencia de la República.

Ese año también vinieron los senadores Efraín Cepeda Sarabia, Armando Benedetti, Arturo Char, su hermano el alcalde de Barranquilla Alejandro Char y la actual candidata presidencial Marta Lucía Ramírez.

Pescando votos estaban Oneida Pinto, quien ofreció una gran parranda en la que actuó Poncho Zuleta, junto al Churo Díaz y Fabio Velásquez quien se inclinó por la champeta presentando en la comuna 10 de Riohacha a Mr. Black junto al vallenato de Iván Villazón. Ambos eran precandidatos, la primera a la gobernación de La Guajira y el segundo a la alcaldía de Riohacha. Ahora los dos están detenidos e investigados por la Fiscalía.

Como parte de la celebración en 2015 el presidente Juan Manuel Santos inauguró el servicio de agua las 24 horas para 30.000 riohacheros que residen en el centro de la ciudad.

Una fiesta multicolor

Los políticos y candidatos verdes, rojos, amarillos, azules y multicolores también pisaron el suelo riohachero en 2014, olvidándose de los desacuerdos, rencillas y disputas.

La cumbre en esa ocasión reunió en un mismo lugar a Iván Cepeda, candidato a la Cámara por el Polo Democrático, quien le pidió a los habitantes del departamento “que rompan la hegemonía de las casas políticas tradicionales” y a Óscar Iván Zuluaga, en ese entonces candidato presidencial del Centro Democrático.

También estuvo el gobernador del Atlántico Eduardo Verano De la Rosa, quien dijo ser un verdadero devoto, aunque reconoció que ese año le vino a pedir a la virgen que validaran las firmas para poder aspirar a la presidencia de la Nación. La Registraduría no se las avaló, pero un fallo extemporáneo de la Corte Constitucional le dio la razón.

En el emblemático Parque Almirante Padilla, donde todos los años los medios de comunicación y las empresas ponen sus carpas para recibir a los invitados y visitantes, también estuvieron Aida Abella de la UP, Antonio Navarro Wolf de la Alianza Verde, Horacio Serpa del partido Liberal, Armando Benedetti de la U y los locales Alfredo Deluque de la U y el liberal Jimmy Sierra Palacio.

Allí todos, sin excepción, aprovechan los micrófonos de las emisoras y las grabadoras de los periodistas para expresar sus opiniones, casi todas en el marco de una casi sorprendente cordialidad y amabilidad, para no faltarle a la virgen.

El atuendo tradicional que se ha convertido casi en un uniforme para ese día y que llevan los hombres es la guayabera blanca, por eso el presidente Santos fue duramente criticado ese año, ya que se presentó ante la virgen con un jean desteñido, una camisa blanca casual, una correa roja y unos zapatos informales.

El 2018 es un año político, estamos en vísperas de las elecciones a Congreso y la presidencia, en mayo, por lo que desde ya los guajiros se preparan para el gran desfile de candidatos, quienes seguramente vendrán a pedirle a la virgen que les permita ganar los comicios y como casi siempre dicen “con el fin de trabajar por esta región”, algo que pocos creen, teniendo en cuenta la crisis humanitaria e institucional en la que está sumida La Guajira desde hace años.

Sin embargo, este seguirá siendo el día más importante para los habitantes de Riohacha, en el que le rinden homenaje a su patrona, la que los salvó en dos ocasiones y a la que le pedirán que los vuelva a salvar de las garras de aquellos políticos oportunistas que solo vienen por votos y no son devotos.

El senador Horacio Serpa (izq) y el presidente Santos estrechan sus manos dentro de la catedral.
El senador Horacio Serpa (izq) y el presidente Santos estrechan sus manos dentro de la catedral.

¿Usted es devoto o viene por voto?

Fue una frase  plasmada en un letrero, con el cual fueron recibidos los políticos en Riohacha un dos de febrero hace unos trece años, cuando los fieles seguidores de la Virgen de Los Remedios decidieron mostrar su desacuerdo con el hecho de que esta fecha sea escogida por dirigentes políticos y candidatos para dar a conocer sus acuerdos, alianzas y aspiraciones pero, sobre todo, para buscar votos.

Programación de la catedral Nuestra Señora de los Remedios

Aunque a nivel nacional y regional la atención se centra el 2 de febrero,  día de la Virgen de los Remedios, en la catedral hay toda una programación para celebrar su día, que inició el 22 de enero con una peregrinación de la luz llamada “Enciende una luz por la paz de La Guajira y de Riohacha”. El 23 comenzaron las novenas de preparación y todos los días se realiza el rosario de la aurora, a partir de las 5:30 de la mañana, el que se completa con la eucaristía. El 26 de enero se hizo el lanzamiento del Santo Rosario en familia, al día siguiente se efectuó un concierto para jóvenes denominado “Haciendo lío”, frase del papa Francisco durante su visita a Colombia. Hoy domingo la oración será por los hombres con una peregrinación, este lunes 29 será dedicado a las mujeres, el martes 30 es la conferencia “Por qué le pasan cosas malas a la gente buena”. El día de los niños está previsto el 31 con la entrega de las velas y el primero de febrero el santo rosario y la misa en el cementerio por los difuntos. En la tarde está programado el desfile cultural, en el que participarán las reinas del carnaval de Riohacha. El dos de febrero se realizará la primera eucaristía a las seis de la mañana, se hace la bendición de los sirios que se entregan a los hombres, a las diez de la mañana será la procesión y posteriormente la eucaristía que presidirá el obispo de Riohacha monseñor Héctor Salah Zuleta.

Fuente: elheraldo.co