Sin categoría

Convocada el sábado 4 en Mataró una manifestación por la unidad de España

Este sábado 4 de noviembre, a las 17:00 h. en la Plaça Rafael Casanovas de Mataró, hay convocada una manifestación ciudadana por la unidad de España, “Mataró es queda a España”, que pretende repetir la movilización post 1-O que ya congregó en la ciudad catalana a más de un millar de personas, siendo así la más numerosa de las manifestaciones españolistas en el área metropolitana después del referéndum.

Los organizadores aseguran convocar la manifestación “a partir de la declaración de independencia aprobada en el Parlament, ya que no representa las sensibilidades políticas de la mayoría de la sociedad catalana, ni de las otras posibilidades que existen dentro del marco de convivencia del Estado español”.

En el evento, gestionado a través de Facebook, se prevé una manifestación “pacífica” en la que todos serán “bienvenidos independientemente de su ideología, siempre unidos bajo la idea de que Catalunya es y debe seguir siendo parte de España”.

Expulsión a los incívicos
Ante las posibles actitudes “incívicas o antidemocráticas”, que se han visto en las manifestaciones españolistas de Barcelona por parte de grupúsculos de extrema derecha envalentonados, los convocantes -“un grupo de mataronenses”- recuerdan que se expulsarán de la manifestación y se pondrán a disposición de los Mossos d’Esquadra a aquellos que las lleven a cabo.

“A la vez, queremos añadir que condenamos y nos desmarcamos de cualquier comportamiento incívico previo a la manifestación”, avisan, “por lo que pondremos todo a disposición policial si hacemos denuncia”.

Acto de Ciutadans en Sant Andreu de Llavaneres
A su vez, el mismo día 4 de noviembre, Ciutadans (C’s) ha organizado un acto similar en otro municipio del Maresme, Sant Andreu de Llavaneres, después de que el Ayuntamiento considerara persona ‘non grata’ en el municipio a la líder de la formación, Inés Arrimadas.

Tal declaración surgió a raíz de las declaraciones de la líder tras el 1-O, donde, según el consistorio, “negaba, no condenaba y mentía” sobre la actuación policial, además de por “los reiterados ataques contra la escuela pública catalana” y su “complicidad” en la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

DIARIOCORDOBA