Please assign a menu to the primary menu location under MENU

domingo, enero 21, 2018
Noticias

La opaca herencia de los Franco

19views

“Aceptaré lo que venga, sin lágrimas; no tengo miedo a nada ni tan siquiera a la muerte, la he visto de cerca muchas veces y la conozco perfectamente”. Así hablaba la propia Carmen Franco en el final de la biografía que la periodista Nieves Herrero ha publicado recientemente. De lo que no habló es de la herencia que deja la que fue, hasta que un cáncer terminal detectado el pasado verano acabó este viernes con su vida a los 91 años, la única hija de Francisco Franco y Carmen Polo.

Calcular la cantidad que ahora los Franco han de repartirse resulta una misión casi imposible. Desde que la edad hiciera inviable que Carmen se hiciera cargo de todo su patrimonio y esa responsabilidad comenzase a recaer en sus siete hijos –Carmen, Mariola, Francisco, María del Mar, José Cristóbal, María Aránzazu y Jaime–, mucho se ha especulado sobre cuánto tiene en su haber la familia Franco. Se habla de más de 500 millones de euros.

Se trata de bienes inmuebles, acciones, sociedades anónimas y cuentas bancarias. Por algo, la hija más mediática de todos, Carmen Martínez Bordiu reconocía en el plató de ‘Sálvame deluxe’ ante Jorge Javier Vázquez hace unas semanas: “No he trabajado en toda mi vida. Sé gastar dinero, pero no ganarlo”.

‘Los Franco S.A.’
Quien intentó cuantificar el patrimonio de los Franco es el periodista Mariano Sánchez Soler, quien en su obra ‘Los Franco S.A’  hizo el estudio más exhaustivo que se conoce hasta la fecha de la fortuna de la familia del dictador. “Lo que se conocía en 1975 se cifró en mil millones de pesetas, pero en 1987, en una de las amnistías de entonces, salió a flote la empresa Comercial Flores, una compañía enorme que era una sociedad instrumental de la que surgieron propiedades inmobiliarias sumergidas como áticos, apartamentos de lujo, aparcamientos… Eso es muy difícil de valorar. Yo traté de hacer una estimación simbólica de lo que supone estar 40 años recibiendo regalos que se traducen en dinero, pero fue imposible», ha explicado el escritor al digital ‘Look’

Sánchez Soler insiste en apuntar que todo lo obtenido por el dictador en su día fue legal. “Sí, en una legalidad franquista fruto de una guerra civil, pero legal al fin y al cabo. Otra cosa es que no se entiendan los privilegios de los que gozó la familia tras su muerte”, explica el periodista, que augura problemas entre los herederos.

El pazo de Meirás, que el ayuntamiento coruñés de Sada pretende recuperar, es solo la propiedad objeto de polémica. Pero hay muchas más. Sin salir de Madrid, en el número 8 de la calle Hermanos Bécquer, está la joya de la corona de todo el entramado inmobiliario del que dispone la familia Franco. Se trata de un inmueble señorial, ubicado en el barrio de Salamanca, del que Carmen Franco es dueña en su totalidad. Allí tienen su sede algunas de las sociedades de la familia y ahí es donde ha fallecido ‘Nenuca’, la matriarca.

DIARIOCORDOBA

Leave a Response