El Banco de España prevé un menor PIB de entre el 0,3% y el 2,5% por Cataluña

El Banco de España prevé un menor PIB de entre el 0,3% y el 2,5% por Cataluña

El Banco de España prevé un impacto en el PIB de España de entre tres décimas y 2,5 puntos de menor crecimiento acumulado en el 2018 y el 2019 por los efectos de la tensión política en Cataluña sobre la economía española, en función de la duración más o menos prolongada de la crisis soberanista.

Así figura en el informe semestral que elabora el Banco de España sobre estabilidad financiera publicado este jueves, en el que contempla dos posibles escenarios, uno más optimista y otro más pesimista. En su informe, el organismo que gobierna Luis María Linde apunta cierto grado de optimismo tras constatar “una cierta moderación” de la tensión en los mercados financieros tras la decisión del Senado el 27 de octubre para avalar la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya.

Riesgo de recesión en Cataluña
El Banco de España advierte de que “la incertidumbre generada a raíz del desafío independentista en Cataluña podría traducirse asimismo en un menor nivel de actividad y empleo en los próximos meses”; el impacto macroeconómico “dependerá tanto de su intensidad como de su duración temporal” se afirma. Cifrar el impacto en una horquilla entre 3 décimas y 2,5 puntos equivale a señalar que el nivel del producto interior bruto podría situarse a finales del 2019 entre 3.500 y casi 30.000 millones de euros inferior al que hubiera resultado en ausencia de tensión soberanista.

En el mejor de los casos, suponiendo que la tensión política por Catalunya se concentra en el cuarto trimestre del 2017 y que se retorna a la normalidad a partir de los primeros meses del 2018, el impacto sobre la economía española sería mínimo, de solo tres décimas en el periodo acumulado del 2018 y el 2019, respecto a un escenario base en el que se presume que la tensión política no hubiera variado respecto al tercer trimestre de este año.

Si por el contrario, se asume un riesgo político “más severo y prolongado”, en el que la tensión de los mercados financieros alcance, por ejemplo, los niveles previos al rescate bancario del 2012, el PIB se reduciría en términos acumulados en algo más de 2,5 puntos porcentuales entre finales del 2017 y 2019 respecto al escenario base.

“Este último escenario comportaría una reducción de cerca del 60 % del crecimiento considerado en el escenario base para el conjunto de la economía española”, así como “una recesión de la economía catalana durante buena parte del horizonte analizado”, se concluye en el informe.

La bolsa
El Banco de España explica que el impacto de la crisis política sobre la economía llega, sobre todo, por el posible deterioro de la confianza de los consumidores y de los inversores. “Además, la incertidumbre y los problemas de confianza podrían propiciar un endurecimiento de las condiciones de financiación para el conjunto de sectores residentes”, se advierte, en alusión al riesgo de encarecimiento del crédito bancario para los catalanes.

Hasta ahora, la información coyuntural acerca de la actividad económica en Catalunya y en España durante el trimestre actual aún es muy escasa. El Banco de España señala que los efectos de las tensiones políticas en Cataluña han sido visibles sobre todo en el ámbito de los mercados financieros, donde, desde principios de octubre, se ha producido “un cierto aumento de la volatilidad en los mercados bursátiles”.

Entre finales de agosto y de octubre, el Ibex 35 ha crecido cinco veces menos que el Euro Stoxx 50 (1,4% frente al 7%) lastrada, en buena parte, por “las entidades que tenían su sede en Catalunya”, sostiene el Banco de España en alusión al castigo bursátil que sufrieron a primeros de octubre algunas firmas como La Caixa y Banc Sabadell antes de la decisiónd de trasladar su domicilio social.

La prima de riesgo de la deuda pública escaló en los primeros días de octubre si bien a finales del mes ha vuelto a niveles similares a los observados antes del aumento de las tensiones políticas.

Estimaciones previas
Las estimaciones publicadas este jueves por el Banco de España se suman a otras realizadas previamente por otros organismos.

En el Plan Presupuestario remitido a la Comsión Europea, el Gobierno rebajó tres décimas su previsión de crecimiento para el 2018 -del 2,6% al 2,3%- por el impacto de la tensión soberanista sobre la economía española. También elevó en una décima, hasta el 2,3% del PIB el déficit previsto para el año año próximo. El ministro de Economía, Luis de Guindos explicó que este empeoramiento en las previsiones podría ser “reversible” si la tensión política en Catalunya se resolviera con rapidez.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), por su parte, ha estimado que la tensión política en Catalunya puede restar entre 4 décimas y 1,2 puntos al producto interior bruto (PIB) español en el 2018 “dependiendo del grado de permanencia” de la incertidumbre. Así, según los cálculos de la Airef, la economía española podría dejar de producir entre 4.500 y 14.500 millones de euros, en función de la duración de la crisis política. En la peor de la hipótesis, el crecimiento de la economía española del 2017 (3,1%) podría quedar reducido a la mitad en el 2018 y situarse en el entorno del 1,5%, con el consiguiente frenazo en la creación de empleo.

DIARIOCORDOBA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *